Club Atlético Independiente

Tras 90 minutos de juego reglamentario y una prórroga de 30 minutos, ninguno de los dos equipos pudo abrir el marcador igualando a cero, llevando a dicha definición a tanda de penaltis donde Grêmio se impuso 5-4, significando la tercera final consecutiva perdida por Recopa para Independiente. En dicha instancia, se enfrenta a la selección de Inglaterra, a la que vencen por 4 a 2 con goles de Broges a los 5, Varela a los 44, Schiaffino a los 47, y Ambrois a los 78 minutos; los descuentos fueron por Nathaniel Lofthouse y Thomas Finney a los 16 y 67 minutos respectivamente.

Se juegan dos tiempos de 25 minutos cada uno. Pese al gran refuerzo de los talentosos zurdos, la marcha del equipo no es todo lo buena que cabía esperar y Jorge Valdano fue despedido mientras Ramón Mendoza dimitía del cargo por los malos resultados deportivos y la enorme deuda que acumulaba el club. En esas gestas europeas se fue forjando el término de «miedo escénico», en referencia al fervor que se vivía en el Estadio Santiago Bernabéu porque los aficionados convertían el estadio en un auténtico fortín en el que el apoyo ofrecido a su equipo permitió que se vivieran múltiples remontadas, algunas de ellas frente a resultados muy adversos, en las que los rivales se veían desbordados y atenazados.

Tan solo un año después llegó uno de los hechos más tristes del club: el fallecimiento de Santiago Bernabéu el 2 de junio de 1978. El madridismo lloró por el que fuera el mejor y más carismático presidente que había tenido el club a lo largo de su historia, y uno de los que más favoreció su evolución. En la edición sucesiva de la competición y en la de 1963-64 se resarcieron los blancos, y alcanzaron nuevamente dos finales que sin embargo perdieron a manos del Sport Lisboa e Benfica de Eusébio da Silva y el Football Club Internazionale Milano de Luis Suárez, Helenio Herrera y Sandro Mazzola.

Cabe destacar que para llegar a la final el club eliminó en cuartos de final al vigente campeón, el Manchester United Football Club por 2-3 en Old Trafford, con una gran actuación de Raúl y Fernando Redondo. El buen devenir del centenario dio paso a una etapa de tres años consecutivos sin títulos y malos registros como el de perder cinco partidos consecutivos, la peor racha de la historia liguera del club. Durante los siguientes meses, el club disputó varios partidos amistosos contra equipos de diferentes puntos de España, para así completar la temporada. Con Roberto Di Matteo, el Chelsea se coronó campeón de la FA Cup y por primera vez en su historia en la UEFA Champions League de la edición 2012. Tras un mal comienzo de campaña, Di Matteo fue despedido y en su reemplazo llegó el español Rafa Benítez, contratado sólo hasta final de temporada.

Aquella tarde, también en París, el equipo español abandonó su uniforme blanco impoluto y estrenó una equipación de la marca Adidas con tres bandas moradas en las mangas -estilo raglán, de una pieza desde el hombro-, los costados del pantalón y en la vuelta de las calzas. «Kaká», Karim Benzema y Xabi Alonso, además de recuperar a Álvaro Arbeloa y Esteban Granero -formados en la cantera-, para españolizar una plantilla demasiado internacionalizada en la última década. Durante la década de los ochenta, el club volvió a vivir un nuevo esplendor abanderado por sus secciones de fútbol y baloncesto, camisetas de fútbol baratas casi ya las únicas dos representantes de la entidad al haber sido clausuradas la mayoría de las otras secciones deportivas.

Lamentablemente, no todo son buenas noticias, y las dificultades económicas que supone mantener algunas de las secciones de menor repercusión van pasando factura y a principios de la década de los años setenta se suprime la sección de lucha, mientras el equipo que realiza las funciones de filial en fútbol, la Agrupación Deportiva Plus Ultra se ve abocado a la desaparición. Esta ‘quinta’ conquistó el que fue el mayor logro del primer equipo filial antes de subir al primer equipo: el título de Segunda División en 1984 con el Castilla C. F. Al año siguiente fueron promocionando progresivamente uno a uno al primer equipo, gracias a Alfredo Di Stéfano, por aquel entonces entrenador del primer equipo, y a Amancio Amaro entrenador del filial.

Sabedor de la importancia histórica de la cantera, dio confianza al joven y prometedor portero Iker Casillas -quien debutó gracias a John Benjamin Toshack en un partido frente al Athletic Club en «La Catedral» con apenas dieciocho años-. Los hechos se repitieron la temporada siguiente -la de la salida de los hermanos Martín a Estados Unidos-, con un nuevo doblete y en donde de nuevo el genial jugador serbio del K. K. Cibona, apeó a los blancos en Europa en las semifinales del torneo que finalmente ganó por segundo año consecutivo frente a un Žalgiris Kaunas liderado por un joven Arvydas Sabonis, que también recaló a posteriori en el conjunto madridista.

Fue ya tras la retirada del jugador en 1966, cuando el conjunto blanco volvió a ganar la Copa de Europa venciendo en la final al Fudbalski klub Partizan de Belgrado por 2-1, después de los dos subcampeonatos anteriores, con el recordado popularmente como el «Madrid Yé-yé». En aquel filial militaron jugadores como Agustín Rodríguez, Ricardo Gallego o Francisco Pineda, predecesores de la que sería la para muchos aficionados la mejor generación de canteranos que ha dado el club en su historia: «La Quinta del Buitre».

Cuando le gustó este artículo informativo y le gustaría recibir detalles sobre camisetas de futbol.cn por favor visite nuestro sitio web.

Esta entrada ha sido publicada en Uncategorized y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.